MINDFULNESS EN EL DÍA A DÍA

mindfulness en el día a día

MINDFULNESS EN EL DÍA A DÍA

Mindfulness en el día a día, muchas veces estamos interesados en aprender, pero cuantas veces te ha pasado, que la parte práctica no te la enseñan, principalmente es porque la dejan a tu análisis y en otras ocasiones es simplemente porque no han querido o podido dedicar un tiempo para tal.

Al fin y al cabo, después de leer esos libros que considerabas tan interesantes, quizás estarás como la mayoría de las personas entre ellos yo misma, motivado, incentivado, porque habrá cambiado la forma de observar tu realidad y la que te rodea aunque sea por un par de días o semanas, pero realmente lo más importante es que este click sea para siempre y lo lleves a la práctica en tu vida con Mindfulness en el día a día.

El que puedas estar totalmente presente a través de la práctica de Mindfulness es posible hacerlo por algunos intervalos, pero luego de un rato volverás a recordar aquel mail que has de enviar, la compra del supermercado o cualquier otra cosa que este en tu mente.

Es casi imposible mantener tu atención de una forma constante, principalmente porque has sido educado en un sistema de educación, en donde todo tiene una “Manera de hacerse” y todo se basa en estos acuerdos sean conscientes o inconscientes, de aquí nacen tus hábitos y modos de hacer, la práctica de Mindfulness te facilita practicar el “Modo de ser” estando en el presente y disfrutando de tu momento, te ayuda también a cambiar la creencia y el hábito de creer que cuanto más piensas y analizas un problema, es decir cuánto más des vuelta a un problema que tienes, más Éxito Tendrás, lo cual es completamente falso.

En nuestra sociedad actual, aún no existe el hábito y la creencia de efectuar de forma constante (convertir en hábito) el apagar la mente, y evitar estar perdido pensando en el pasado o ansioso dibujando e imaginando el futuro, lo cual no indica que no puedas construir tu vida desde el poder del ahora, del presente, siendo flexible a los cambios.

Tu Estrés te lo provocas tú

Seguramente te suene o quizás puedas haberlo escuchado o leído de números estudios científicos , que pasamos más tiempo pensando del que deberíamos, o incluso de lo que deberíamos hacer, más de un 60% de tu tiempo centrado en el futuro anticipándote a él o en el pasado pensando debería haber hecho tal cosa y no tal.
Tu nivel de estrés aumenta considerablemente hasta multiplicarse por 10 veces más, cuando analizas diferentes posibilidades, así luego tu mente pasa a comportarse en modo de bucle o partida de ajedrez analizando todos los posibles movimientos y combinaciones, y acabas entrando en preocuparte por cosas que no existen (y que posiblemente nunca existirán), no te parece abrumador, anti-práctico, he inclusive te sería de mucha mayor utilidad usar esa energía en otro cosa, quizás en hacer algo que te encanta.

La mente es como una computadora sin control, procesando milésimos de bits de información y acumulando esta información en diferentes parte de tu mente, necesitando resolver problemas, la tendencia por educación es que convertimos cualquier cosa en un problema, no sabemos “observar” sin juzgar.

Por esta razón es que deberías comenzar por aprender a apagarla, a desconectarla aunque sea por breves espacios de tiempo (práctica de Mindfulness), de esta forma podrás acceder a otro potencial mucho mayor de la mente, una Mente Feliz, creativa, brillante, asertiva y serena.

Businessman sitting on conference room table

¿Qué hacer en la práctica, utilizando Mindfulness en el día a día?

Una de las claves para acceder de manera cómoda y saludable al momento presente y a un nivel de conciencia superior es tu cuerpo, Sí algo tan simple y sencillo como prestarle atención a tu cuerpo y a sus sensaciones, te lleva a un estado de Stop-no-pensar.

Dentro de la práctica de Mindfulness una de las ejercitaciones más usadas y mencionadas (libros de Universidad de Massachusetts, budismo y meditación) es la Respiración.

Partiendo de lo fundamental, la respiración es el punto de partida al momento presente, ese mismo instante en que el aire entra y sale por tu nariz, Hazlo ahora mismo, para unos segundos y céntrate en tu respiración observando cómo entra y sale por la nariz identificando la entra, el momento de parada y la salida, si te centras en él, estarás observándote, sintiéndote y viviendo el instante presente de tu propia vida.

Practicando Mindfulness en el día a día descubrirás las circunstancias en las que la mente esta en total calma y no hace Ruido

Cuando estás haciendo una actividad en la cual te sientes integrado con ella. Por ejemplo cuando un artista está plasmando su obra y siente que los días y las horas son segundos, para él, el tiempo es cómo sino pasará. ?Cuando estás obligado a poner atención plena a alguna acción física que desarrollas, por ejemplo, un deporte de riesgo, en el que no tener suficiente atención podría significar un accidente para ti. Como puede ser, Sub marinismo, parapente, etc.?Cuando adquieres el hábito de desconectar/apagar la mente focalizándote en un punto físico, como puede ser la respiración y tu estomago como anclaje.

Si te observas, cuando comienza a practicar esta acción de centrarte en tu respiración, en tu cuerpo eligiendo un punto, al principio sentirás que te cuesta, que no puedes, te sentirás un poco extraño, y sentirás que tu mente es un desastre intentando centrarse en el momento del ahora presente, la clave para el éxito es poner una pequeña dosis de tu voluntad y otro poco de auto-motivación, en poco tiempo empezarás a notar los cambios a positivo.

La otra gran clave es irlo incorporando todos los días, practicarlo una y otra vez con pequeñas metas alcanzables fácilmente, y ser también constante, al final sin date cuenta se habrá convertido en un efectivo habito.

Así que manos a la obra, y no pongas excusas, si tú quieres encontrarás miles de excusas, pero es más fácil tomarte 10 minutos al día, y comenzar a experimentarlo, nada te impide hacerlo. Lo mejor de todo es que tu respiración y las partes de tu cuerpo para centrarte y anclarte las llevarás siempre contigo , Así ya puedes ahora mismo decidir cuál será tu punto de anclaje, defínelo y llévalo siempre consciente para utilizarlo y para salir del Piloto Automático.
Como lo ha mencionado en miles de ocasiones John Kabat-Zinn la práctica informal de Mindfulness se realiza a través de simples acciones como por ejemplo: lavando los platos, caminando, mirando un atardecer o realizando cualquier otra actividad, la diferencia incide en que ahora pondrás atención plena y consciente en la actividad, observarás todo lo que la incluye, sus olores, su color, su temperatura., tus sensaciones.

La práctica de Mindfulness como hábito, te servirá facilitándote tu día a día, desarrollarás más recursos internos para enfrentarte a cualquier cambio: contratiempos, momentos de ansiedad, conflictos, falta de comprensión, falta de concentración, falta de motivación, el estar en mayor conexión contigo mismo y con el presente te llevará a disfrutar más de las cosas que ocurren en el presente, te sentirás en una escenario perfecto para analizar inconvenientes y pensar con claridad.

Mindfulness en el día a día en Wikipedia